lunes, 1 de agosto de 2011

Hormonas animales


Se originan en las células de las glándulas endocrinas y circulan por el torrente sanguíneo hasta llegar al órgano (órgano blanco) en donde ejerce su acción.
La acción de las hormonas es específica, las células sobre las que actúan se llaman “células blanco”.
Según su naturaleza química pueden dividirse en cuatro grupos principales:



Proteínas o polipéptidos

Oxitocina
Insulina
Hormona del crecimiento


Derivados de aminoácidos

Adrenalina
Tiroxina


Esteroides

Hormonas sexuales (andrógenos, estrógenos y progesterona)


Derivados de ácidos grasos


Hormona juvenil de los insectos
Prostaglandinas


Mecanismo de acción hormonal

Las “células blanco” identifican a las hormonas mediante los llamados receptores hormonales. Estos son el punto de unión con las hormonas.



 Los mecanismos que utilizan las hormonas para cumplir con su objetivo son dos:


Las hormonas proteicas se adhieren a los receptores altamente específicos que se encuentran en la membrana plasmática de las “células blanco”. Esta unión favorece la formación, dentro de la célula, de AMP-cíclico, llamado “segundo mensajero”, que es una molécula responsable de la acción de la hormona.


Las hormonas esteroides y la tiroxina, debido a que tienen muy poco peso molecular y a que son solubles en lípidos, atraviesan la membrana celular, se unen a sus receptores específicos y se introducen en el núcleo. Allí, activan los genes de las “células blanco” para que éstos realicen la síntesis de proteínas, que son las responsables de la acción de la hormona.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada