lunes, 1 de agosto de 2011

Características generales del sistema endocrino

La integración y la coordinación de la totalidad de las funciones vitales requieren de un sistema especializado. Es por esto que los sistemas nervioso y endocrino actúan en forma conjunta para mantener la constancia y el equilibrio del medio interno y para el normal funcionamiento de órganos y sistemas.
Una de las grandes diferencias entre ellos es que, el sistema nervioso provoca respuestas rápidas y poco duraderas, el sistema endocrino es de efectos más lentos, pero más duraderas. El sistema endocrino está formado por un conjunto de glándulas que carecen de conductos excretores y es así que vierten sus productos directamente en la sangre, razón por la cual se llaman glándulas de secreción interna, y a sus productos o secreciones: hormonas. El termino hormona deriva de la palabra griega hormaien, que significa excitar o despertar la actividad, si bien no todas las hormonas estimulan a las células, sino que también inhiben algunos procesos.

Hormonas vegetales

Algunos procesos vegetales, como el desarrollo de la semilla, su crecimiento y su estado de latencia, la reproducción, la floración y la caída de frutos y flores, se encuentran regulados por distintos tipos de hormonas. Las hormonas vegetales son producidas por células que no están agrupadas en glándulas; principalmente, las de los tejidos de crecimiento de raíces y tallos (meristemas apicales).

















Hormonas vegetales




Auxinas


Promueven el crecimiento apical. Mantienen la dominancia apical e inhiben el crecimiento de yemas axilares. Inducen la aparición de raíces en los esquejes de tallos. Influyen en el fototropismo y el gravitropismo. Estimulan el desarrollo de los frutos. Intervienen en el retraso de la caída de hojas y frutos.


Giberelinas


Intervienen en la formación de flores y frutos, y en la germinación de semillas. Promueven el alargamiento del tallo.



Citocininas


Estimulan el crecimiento de hojas y yemas laterales. Revierte la dominancia apical. Promueven la división celular.  Estimulan el desarrollo de frutos y del embrión. Retrasan el envejecimiento y la caída de las hojas.


Etileno


Inhibe el alargamiento del tallo. Acelera la maduración de los frutos. Favorece la caída de las hojas, flores y frutos.


Ácido abscísico


Participa en el cierre de estomas y mantiene el estado latente de las semillas. Inhibe el crecimiento de la planta, la germinación de las semillas y el desarrollo de yemas. Promueve la caída de las hojas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada